lunes, 12 de octubre de 2009

Opciones para disfrazar el pollo a la plancha III: Pollo en salsa de hongos

Prefacio:
Por fin llega la tercera entrega de la saga que acabará con el aburrimiento del pollo a la plancha, cierro hoy una trilogía que a lo mejor en un futuro se extienda con tres nuevos capítulos que cuenten la historia anterior a las tres primeras, no sé porqué me parece que esto ya lo hizo alguien antes que yo, no sé, a lo mejor le pregunto al maestro Joda a ver si él sabe quién.

A ponerse serios pues, hoy les propongo otra fórmula sencilla para que ese pollo aburrido que se comen se transforme en algo, por lo menos, diferente. La propuesta de hoy no es la más baja en calorías de la saga pero bueno cumple con la labor de disfrazar el pollo.

Facilito, cubrimos el pollo con una salsa de hongos, los de tu preferencia, champiñones, portobello, setas silvestres, una mezcla de varios hongos. En un pequeño local caraqueño, de los de menú ejecutivo, solían hacer una variante interesante, sobre el pollo colocaban tomate y aguacate, lo cubrían con queso, lo gratinaban y finalmente lo cubrían con la salsa de hongos, lo llamaban Pollo Monterrey, no me parecía muy mejicano aquello pero como no he estado nunca en Monterrey (en México tampoco) no digo nada.

Sin más preámbulos, señores y señoras, manos a las ollas ;D

Ten a mano:
  • 2 filetes de pechuga de pollo
  • 250 ml. de crema de leche/nata para cocinar (no la de montar)
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 200 grs. de champiñones (o de los hongos/setas que prefieras)
  • 1/2 cebolla
Manos a la obra:
Corta los champiñones en láminas y la cebolla en cuadritos muy pequeños o brounoise que le dicen los franceses. En una sartén sofríe la cebolla en la mantequilla y cuando estén transparentes agrega los champiñones, agrega un poco de sal para que los hongos suelten líquido, agrega la crema de leche y cocina unos cinco minutos más a fuego lento, salpimentar y reservar.

Prepara el pollo a la plancha ese aburrido de toda la vida como siempre lo has hecho y luego dos opciones, lo sirves y luego lo cubres con la salsa (napar que dicen los chefs) o si lo prefieres lo agregas a la salsa y lo cocinas unos 2 o 3 minutos a fuego lento.

Si la salsa se espesa demasiado, puedes agregarle un poco de leche.

Variaciones sobre un mismo tema:
Bueno, creo que ya se las un par, cambiar de hongos/setas o agregar sobre el pollo unas tiras de aguacate y un par de ruedas de tomate, queso, gratinar y luego cubrir con las salsa.
Buscando la imagen para ilustrar este post me encontré con una idea muy buena para variar, rellenar los filetes con queso y vegetales y enrrollarlos, horno y salsa.
Related Posts with Thumbnails